lunes, 4 de febrero de 2013

El primer transbordador espacial comercial, listo para la gran prueba


Dream Chaser, el primer trasbordador espacial comercial creado por la compañía Sierra Nevada con ayuda de la NASA, protagonizará su primer vuelo no tripulado dentro de 6-8 semanas.


Un helicóptero llevará a la nave hasta una altura de unos 3.600 metros, después de lo cual el Dream Chaser tendrá que regresar por su cuenta y aterrizar en el Dryden Flight Research Center (Centro Dryden de Investigación de Vuelo) de la NASA en California.  


Si todo va según el plan, se llevarán a cabo algunos vuelos más para estudiar el comportamiento de la nave en vuelo, momento a partir del cual Sierra Nevada someterá a pruebas más complejas a una versión más avanzada del Dream Chaser.



El Dream Chaser ha sido concebido tanto para prestar servicios turísticos en el cosmos, como para reemplazar a los famosos Shuttle, cuyo programa fue cerrado en 2011.



El diseño del ingenio, de despegue vertical y aterrizaje horizontal, se basa en el del HL-20 desarrollado en los años 90 por la NASA. El vehículo será capaz de trasladar a siete astronautas hasta una órbita baja, a una altura de entre 200 y 300 kilómetros de la superficie terrestre.



La NASA ha invertido más de 100 millones de dólares para el desarrollo y las pruebas de la nave espacial. El gigante multinacional de la industria aeroespacial Lockheed Martin se ha unido al proyecto.


Fuente: actualidad.rt.com