sábado, 29 de septiembre de 2012

Logran medir el radio de un agujero negro al que llaman la "puerta de salida" del Universo



 Se trata de una zona de no retorno, ya que todos los objetos que caigan en ese agujero se perderán para siempre 



 Un equipo de astrónomos se valió de antenas de radio de Hawái, Arizona y California, para crear el llamado "Telescopio horizonte de sucesos", que permitió medir por primera vez el radio de un agujero negro, considerado como "la puerta de salida del Universo".

 El experimento, liderado por especialistas del Observatorio del Instituto Tecnológico de Massachusetts, se concretó mediante el citado telescopio que tiene una capacidad 2000 veces mayor que el famoso Hubble.

 Todas las antenas fueron apuntadas contra la M87, una galaxia a 50 millones de años luz de la Vía Láctea, que alberga en su centro a un agujero negro 6.000 millones veces mayor que el Sol.

 Usando esta matriz, el equipo observó el resplandor de la materia cerca del borde de este agujero negro, área conocida como el 'horizonte de sucesos'.

 "Cuando los objetos caigan a través del 'horizonte de sucesos', se perderán para siempre", explicó Shep Doeleman, director asistente del observatorio. "Es una puerta de salida de nuestro universo. Se puede cruzar esta puerta pero no habrá marcha atrás".

 No obstante, no todo lo que cruce ese horizonte caerá automáticamente en el agujero negro. Como resultado, se forman unos 'atascos de tráfico espacial'- acúmulos de polvo y gas que crean una capa en el agujero, llamada 'disco de acreción'. Este disco de materia se gira en la órbita de un agujero negro casi a la velocidad de luz, haciendo al agujero mismo girarse en la misma dirección que el material de su órbita.

 Los 'discos de acreción' emiten rayos magnéticos que pueden atravesar toda la galaxia e influir en muchos procesos que ocurren en el espacio; entre ellos, en la velocidad del surgimiento de estrellas. Los científicos afirman que el análisis de fracciones moleculares y de mecanismos de impacto ayudará a entender el “comportamiento” de materiales.




 Los investigadores planean instalar en adelante antenas de radio en Europa, Chile, México, Groenlandia y la Antártida para obtener imágenes más detalladas de los agujeros negros.