sábado, 29 de septiembre de 2012

Logran desaclopar el carguero europeo ATV-3




El carguero europeo ATV-3 se desacopló por fin de la estación espacial internacional. Su partida se suspendió el martes pasado, cuando la transmisión errónea de la orden de desacople obligó a cancelar la maniobra. El estudio de lo ocurrido indicó que el sistema había enviado la orden con una identificación errónea del vehículo, el cual tuvo que ignorarla. El error, en el archivo de configuración ruso, fue resuelto, dándose luz verde a la salida.


Con el ATV-3 aún unido a la estación, se planeó usar sus motores para modificar la órbita de ésta, ante el aviso de un posible paso cercano de dos objetos.
 Pero los controladores decidieron que éstos no significarían ningún peligro por su lejanía y no fue necesario realizar la maniobra.

Finalmente, el ATV Edoardo Amaldi se separó del módulo Zvezda a las 21:44 UTC del 28 de septiembre. Debía permanecer cuatro días en vuelo libre antes de iniciar la entrada y destrucción atmosférica. Los astronautas almacenaron a bordo basura y otros artículos inservibles.

La próxima misión ATV estará protagonizada por el ATV-4 (Albert Einstein), que despegará en 2014.

Mientras, en el centro de lanzamiento de Kourou, en la Guayana Francesa, despegaba un cohete Ariane-5 ECA con dos satélites de comunicaciones a bordo,
el Astra-2D y el GSAT-10. La misión VA209 se inició a las 21:18 UTC del 28 de septiembre, y se desarrolló con total normalidad. Ambos satélites fueron
situados en la correspondiente órbita de transferencia geoestacionaria.

El Astra-2F es propiedad de la empresa SES, de Luxemburgo. Ha sido construido por Astrium sobre una plataforma Eurostar 3000 y pesa 5968 kg. Preparado
 para trabajar durante 15 años en la posición geoestacionaria 28,2 grados Este, principalmente para el mercado británico, pero también para el resto de Europa, Oriente Medio y África, utilizará repetidores en banda Ku y Ka. Sus servicios abarcarán la televisión directa, la banda ancha y las comunicaciones
móviles.

Su compañero de viaje fue el GSAT-10, de la India. Se trata de un satélite de comunicaciones construido por la agencia ISRO sobre una plataforma U-3K. Utilizará 12 repetidores en banda Ku y 18 en banda C, además de una carga GAGAN en banda L para mejorar los servicios de navegación GPS. El GSAT-10 pesó unos 3.435 kg al despegue. Se espera su instalación en la posición geoestacionaria 83 grados Este.



Durante la madrugada del día 29 de septiembre, otro satélite viajó al espacio: el Francisco de Miranda, un ingenio venezolano construido en China y llamado allí “Venezuela Yaogan Weixing yi hao”, o VRSS (Venezuela Remote Sensing Satellite). Su objetivo será observar la superficie de la Tierra, ayudando a controlar las cosechas del país, los desastres naturales, etc.

El VRSS-1 fue construido por la China Great Wall Industry Cooperation sobre una plataforma CAST-2000.

El despegue se produjo a las 04:12 UTC, desde la base de Jiuquan, a bordo de un cohete CZ-2D. El vehículo, de 880 kg, fue soltado en una órbita polar de 639 km,
 que permitirá al menos 3 pasos diarios sobre Venezuela. Las dos cámaras de a bordo enviarán 350 fotografías diarias con una resolución máxima de unos 2,5 metros.
 El control del satélite se efectuará desde la Base Aeroespacial Capitán Manuel Ríos.
Vídeos:



Fuente: http://noticiasdelaciencia.com