lunes, 26 de noviembre de 2012

Nuevo planeta potencialmente habitable


La lista de planetas descubiertos en órbita a otras estrellas no deja de aumentar. Y ahora ya se vislumbra que los planetas potencialmente habitables no son una rareza como un sector de la comunidad científica creía en el pasado.

Recreación artística de superTierra. Imagen: J. Pinfield / RoPACS network / University of Hertfordshire
El hallazgo de una nueva superTierra, HD 40307g, alrededor de la estrella HD 40307 a 42 años-luz de la Tierra, ha levantado gran expectación, por estar su trazado orbital dentro de la franja de distancias a su sol en la cual el calor recibido de él permite la existencia de agua líquida y una atmósfera estable.

Una superTierra es un planeta rocoso como la Tierra, pero de mayor tamaño, capaz de poseer una atmósfera sustancial, quizás mucho más densa que la de la Tierra.

Con el último planeta descubierto, son ya seis los conocidos en órbita a la estrella HD 40307, más pequeña y menos luminosa que nuestro Sol.

El equipo internacional que hizo el hallazgo fue dirigido por Mikko Tuomi de la Universidad de Hertfordshire en el Reino Unido, y Guillem Anglada Escudé de la Universidad de Gotinga en Alemania. Entre los investigadores figura también Paul Butler del Instituto Carnegie de Ciencia, en Washington, D.C., Estados Unidos.

Para su trabajo de detección y análisis, el equipo usó software desarrollado recientemente que procesa de modo más minucioso los datos reunidos por las observaciones, permitiendo revelar la presencia de planetas que de otro modo podrían no ser detectados.

HD 40307g es, de entre los seis planetas en órbita a HD 40307, el más alejado de ésta. Los demás están sometidos a un calor excesivo por su cercanía a la estrella.

Se calcula que la masa de HD 40307g es al menos siete veces mayor que la de la Tierra. Se cree que el planeta gira sobre sí mismo de un modo que permite la existencia de un ciclo día-noche, y quizá tenga unas condiciones ambientales no muy distintas de las imperantes en la Tierra. Por todo ello, la existencia de alguna forma de vida es factible, aunque, por supuesto, esto no es garantía de que haya vida.

"La estrella HD 40307 es una vieja y sosegada estrella enana, de modo que no hay razón para creer que ese planeta no pueda sostener un clima parecido al de la Tierra", valora Anglada Escudé.

Fuente: http://noticiasdelaciencia.com