miércoles, 31 de octubre de 2012

Cien galaxias cercanas desveladas al detalle


Astrónomos descubren los secretos de nuestro vecindario cósmico desde el Observatorio de Calar Alto en Almería


El proyecto CALIFA desvela los secretos de un centenar de galaxias

Los secretos de 100 galaxias vecinas han dejado de ser un misterio gracias a la información publicada por los responsables del proyecto de observación astronómica Calar Alto Legacy Integral Field Area survey (CALIFA). La iniciativa se desarrolla en el Observatorio de Calar Alto (Almería), cuya dirección está compartida por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Instituto de Astronomía Max Planck (Alemania).

A lo largo de tres años, los telescopios del observatorio han recopilado información cosmológica obtenida durante 250 noches. Por el momento, CALIFA ha escudriñado 266 objetos estelares.

Los datos publicados hasta la fecha corresponden a particularidades de 100 galaxias del universo local como su velocidad, su edad estelar y su composición química. Según David Barrado, director del observatorio, “esta información aportará nuevos puntos de vista en varios asuntos clave asociados a la estructura y a la historia de las galaxias en el universo”.

Por su parte, el investigador principal del proyecto CALIFA, Sebastián Sánchez, del Instituto de Astrofísica de Andalucía del CSIC, opina que “los resultados del consorcio ya están teniendo un impacto considerable” y confía en que “dejarán una impronta duradera y muy significativa ya que la cantidad de ciencia que podrá hacerse con esta información es, simplemente, increíble”.

Química para la vida

El equipo espera poder obtener datos sobre los procesos que han dirigido la evolución de las galaxias a lo largo del tiempo, cómo los elementos químicos necesarios para la vida se producen en el interior de los distintos tipos de galaxias o en las diferentes regiones de una misma y los fenómenos involucrados en las colisiones intergalácticas, entre otros aspectos.

Sánchez espera que “la comunidad científica aproveche la oportunidad que la publicación de estos datos supone”. En esta ocasión, se trata de la primera etapa de difusión de resultados, que será seguida por otras según vaya avanzando el proyecto.

Mientras, en las noches despejadas, los ojos de Calar Alto seguirán apuntando al cielo en un intento de desvelar los misterios galácticos de las vecindades cósmicas.

Fuente: http://www.abc.es