lunes, 8 de octubre de 2012

Arqueólogos encontraron las osamentas en una piedra de sacrificios y tendrían 500 años de antigüedad.


Arqueólogos mexicanos descubrieron el mayor número de cráneos jamás encontrados en una ofrenda en el templo más sagrado del Imperio azteca.



El descubrimiento anunciado ayer revela nuevas maneras en que esa civilización precolombina utilizaba los cráneos en rituales en el Templo Mayor de la Ciudad de México, dijeron los expertos. Ahí era donde se realizaron las ceremonias aztecas más importantes de 1325 hasta la conquista española en 1521.

Los 50 cráneos fueron encontrados en una piedra de sacrificios. Cinco estaban debajo de la piedra y cada uno tenía hoyos en ambos lados, lo que indica que fueron colocados en un tzompantli, una especie de empalizada de madera donde se exponían los cráneos.

El arqueólogo Raúl Barrera del Instituto Nacional de Antropología e Historia dijo que al parecer los otros 45 cráneos fueron arrojados sobre la piedra.

El equipo de arqueólogos desenterró los cráneos y mandíbulas en agosto. Los encontraron mientras renovaban una sección del Templo Mayor.

Fuente: http://www.historiayarqueologia.com