lunes, 1 de octubre de 2012

El escurridizo elemento 113 de la tabla periódica


El escurridizo elemento 113, faltante en la Tabla periódica de Elementos, considerado uno de los más obstinados para los científicos, fue creado finalmente en un laboratorio japonés y anunciado la semana pasada informa el Centro Superheavy Element Laboratory.

El elemento pertenece al grupo de los trans-actinide o super pesados, y recibió el nombre provisorio, el Ununtriun, que significa uno-uno-tres. Tiene 113 protones en su núcleo y fue formado con Zinc, que tiene 30 protones y Bismuto, que tiene 83, indican los científicos.

El director del Centro, Kosuke Morita, dijo que "las propiedades químicas de los elementos todavía no han sido estudiadas en detalle", según su comunicado.
"Este elemento no existe en la naturaleza por lo tanto, debe ser producido de manera artificial para el estudio científico de estos elementos", agregó.
Morita explicó que lo estudiaron en su laboratorio y conjuntamente analizaron las propiedades físicas y químicas de los elementos superpesados ​​usando los aceleradores Riken Nishina (Center for Accelerator Based Science Nishina), asociados al Centro, entre otros recursos.

"Desde hace más de nueve años, hemos estado buscando datos concluyentes para la identificación del 113, y ahora que por fin los tenemos; se siente como si un gran peso se ha levantado de nuestros hombros", dijo Morita, según el informe de Riken, el 26 de septiembre.
Los japoneses lograron este récord para los asiáticos, ya que es la primera vez que se anticipan a la comunidad científica mundial.
El inestable y pesado elemento 113 se formó el 12 de agosto pero rápidamente decayó. Los datos del experimento quedaron como prueba de estos resultados, aseguraron.
"El 12 de agosto estos experimentos dieron fruto: iones de zinc que viajan a 10% la velocidad de la luz chocaron con una capa delgada de bismuto para producir un ion muy pesado seguido por una cadena de seis desintegraciones alfa consecutivas identificadas como productos de un isótopo del 113 (ver imagen), según Riken.
En las pruebas falladas anteriores, cada vez que intentaban formar el 113, terminaba resultando un elemento 111, 109, para pasar al 107, 105, 103 y finalizando con el 111, el Mendelevium.
Kosuke Morita declaró que ahora esperan sintetizar el elemento 118, llamado Ununoctium, “pero no tenemos intenciones de quedarnos aquí y pronto nos lanzaremos a los territorios inexplorados del 119 y más lejos aún”, agrega el informe de Riken.
Aunque la mayoría de las cosas conocidas del Universo están compuestas por elementos simples como el Hidrógeno, que tiene solo un protón, o carbono, con seis protones, la comunidad científica mundial se pregunta si hay algún límite.
Después de crear el primer elemento sintético en 1940, los elementos de 93 a 103 fueron descubiertos por los estadounidenses, los elementos 104 a 106 por los rusos y los americanos, los elementos 107 a 112 por los alemanes, y el 114 y 116, entre rusos y americanos.